No solo se empieza con sexo y ya definitivamente, porque hay personas que piensan que no es necesaria esta parte en el sexo, pero es esta parte la que mantiene la llama encendida durante una buena sesión de sexo. Hay muchísimas teorías que hablan sobre la importancia del preámbulo, la cual es un método muy efectivo al momento de iniciar la sesión de sexo. Hay dos cosas importantes sobre esto: que esto ayuda que la vida sexual se vuelva más excitante y placentera, y que es una de las maneras de llegar al multiorgasmo.

No es secreto decir que una mujer es la que tarda más llegar al orgasmo, a diferencia del hombre que no hay que hacer mucho. Pero es muy importante siempre complacer al sexo femenino y una de esta forma es el preámbulo, y el preámbulo nos permite que una mujer llegue al orgasmo o a los multiorgasmos a los minutos de haber sido penetrada.

Lo Sorprendente

Como dijimos anteriormente sabemos que el preámbulo es muy importante al momento de iniciar una relación sexual, sin embargo el 75% de las personas activas sexualmente realizan esta práctica, ya que lo más cercano a esto son los besos prolongados. Y ¿qué pasa con los restantes?, lo cierto es que un 15% lo practica esporádicamente, y el restante no lo pone en práctica, parece una mentira ya que el preámbulo es algo vital al momento de empezar con una sesión de sexo. Y esto no es algo que alguien se lo haya sacado de la manga, ya que este estudio lo realizo la asociación mundial para la salud.

¿Por qué no se realiza?

Uno de los grandes problemas de los hombres, es la actitud al momento de entrar en intimidad con la pareja, ya que se enfoca solo en la penetración, aunque también hay ciertas mujeres que tienden a no gustarles esto. La mayoría de los hombres les gana la ansiedad y dejarse llevar por lo visual, y tiende a dominar a la mujer en esos momentos.

Aunque también no toda la culpa la tienen los hombres, y si la tienen las mujeres no hacen nada por enfrentar eso y llevar la batuta, ya que la mujer al punto de vista de muchos expertos es la que tiene que llevar el liderazgo al momento de empezar la relación sexual.

Porque es egoísta pensar que los hombres solo piensan en la penetración, si como recalcamos anteriormente es algo que concierne a las mujeres también. Es sorprendente lo que se puede lograr al momento que iniciamos un preámbulo.

La idea de los preámbulos no es de entrar en golpes o jalonearse como se puede ver algunas veces en la pornografía, ya que estas también son malas consejeras. Basta con besos sutiles, caricias suaves y tener una infinita creatividad al inicio de la relación sexual. Una buena combinación de sensualidad y deseo antes del acto sexual puede llevarte a tener un encuentro sexual único y disfrutar con tu pareja el momento.