Ser un buen amante es un proceso que lleva tiempo perfeccionar y muchas experiencias con las que hay que contar. Ser la pareja perfecta en el sexo depende del grado de interés que se le ponga y dejar por un lado el miedo a intentar cosas nuevas, contar con una buena imaginación es importante y la confianza para hacerlas. Las posiciones sexuales a lo largo del tiempo han llamado la atención de quienes desean ser buenos amantes.
Hay posiciones sexuales que favorecen el clímax, muchas de ellas son fáciles de hacer y no requieren de mucha resistencia física o flexibilidad. Pero también existen aquellas que son más difíciles de realizar, posiciones sexuales que muy pocos se han atrevido a hacer, pero quienes lo han logrado pueden asegurar que el placer que consiguieron no tiene comparación. A continuación se presentan 5 posiciones sexuales difíciles de hacer pero con un muy buen resultado.
Tijera de espaldas: tener a la chica de espaldas proporciona una sensación de placer intenso, la penetración es más profunda y los movimientos más sensuales. Esta variación de la chica de espaldas tiene la dificultad que debe quedar sujeta a una pierna del hombre. Para lograrla el hombre debe estar acostado boca arriba, con una pierna recta y con la otra doblada hacia arriba para que ella se siente colocando el miembro viril dentro de ella. Con esta posición la mujer puede controlar la intensidad y velocidad del acto sexual. Un verdadero placer disfrutar con esta posición aunque parezca difícil de realizar.
El puente: si el gusto radica en ver de frente a la otra persona pero no quieres utilizar la posición común del misionero, debes aprender que hay otras que provocan mayor placer pero son un poco cansadas de realizar, no por ello el resultado será menor, sino más bien se intensifican los orgasmos. Para poder realizar muy bien esta posición la chica debe estar colocada boca arriba y el hombre sentarse en cuclillas entre sus piernas, ellas debe abrazar con sus piernas la cadera de él mientras el hombre sube un poco para que la pelvis quede levantada. Esta posición estimula eficientemente el punto G, haciendo llegar al orgasmo más fácil a la mujer.

posiciones_dificiles_sexuales

posiciones dificiles sexuales

La Cruz: esta posición se logra cuando el hombre se coloca acostado sobre su costado viéndola a ella mientras se coloca perpendicular a su posición, ambas piernas sobre la cadera de él. El podrá tener acceso su clítoris y ambos podrán moderar la velocidad e intensidad de la penetración. Con esta posición la sensación de la penetración es distinta que con otras posiciones, puesto que el pene rozará partes que no se consiguen fácilmente.
La X: una posición no difícil de realizar, más bien puede a llegar a ser un poco cansada, pero los resultados son fenomenales. Ella acostada boca arriba y el arrodillado ante ella deberán subir las piernas de ellas de forma cruzada, como su nombre lo indica formando una X y para poner más intensidad al movimiento ella puede alcanzar los muslos de él y jalar según desee la penetración.
El cangrejo: una posición verdaderamente difícil de realizar dado que la posición es en extremo cansada pero da la ventaja de que las manos quedan al alcance de todo el cuerpo con lo que se puede lograr sensaciones extraordinarias. Se logra acercándose el uno al otro de frente, moviéndose como los cangrejos mientras se van acoplando el uno al otro, las piernas de ella sobre las de él hasta que queden frente a frente. Los movimientos lentos pero profundos logran que el clímax sea alcanzado más fácilmente.
Aunque sean un poco complejas no dejan de ser interesantes y si eres de las personas que le gusta experimentar puedes probar con estas y alcanzar un nivel más de experiencia en tu vida sexual hasta convertirte en el amante que deseas ser.